Blog

Nuevas obligaciones de transparencia para los fondos de inversión en materia medioambiental.

El próximo 10 de marzo entra en vigor la obligación para los fondos de inversión de adecuar y actualizar la información en sus folletos para inversores en el sentido Regulado por el Reglamento de la UE 2019/2088 del Parlamento y del Consejo, de 27 de noviembre de 2019.

Dicha norma comunitaria, que por su carácter reglamentario es de aplicación directa para todos los Estados Miembros de la UE, y por tanto también para España, viene a introducir en los mercados financieros nuevos requisitos en relación con la integración de los riesgos sobre sostenibilidad y al análisis de las incidencias adversas en esta materia respecto a productos financieros.

En línea con lo anterior, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya ha habilitado un procedimiento simplificado en aras a que los fondos de inversión (técnicamente Instituciones de Inversión Colectiva o “IIC”), puedan incorporar a sus folletos la información medioambiental exigida por el mencionado Reglamento comunitario, y relativas a:

a) La integración de los riesgos de sostenibilidad en las decisiones de inversión y los resultados de la evaluación de las posibles repercusiones de los riesgos de sostenibilidad en la rentabilidad de las IIC.

b) Las principales incidencias adversas de las decisiones de inversión sobre los factores de sostenibilidad.

 

Una vez la gestora del fondo de inversión en cuestión haya dado traslado de dicha información a la CNM para la modificación del folleto para los inversores, esta última procede a su revisión; de forma que, si es de su conformidad, pueda solicitársele un certificado de que se ha alterado el folleto en lo relativo exclusivamente a tales obligaciones de información sobre criterios de sostenibilidad y no al resto de condiciones trasladadas a los inversores.

El Reglamento de la UE 2019/2088 del Parlamento y del Consejo, de 27 de noviembre de 2019 es consecuencia normativa de la Agenda 2030 aprobada por la Asamblea General de las Naciones unidas el 25 de septiembre de 2015 y con la que también esta comprometida la UE desde las  conclusiones del Consejo Europeo el 20 de junio de 2017.

 

La norma exige a los participantes en los mercados financieros y asesores financieros la divulgación a los inversores e instituciones de información específica sobre cómo afrontan la integración de los riesgos y el análisis de incidencias adversas en materia medioambiental y de sostenibilidad. Trata en definitiva de promover la transición hacia una economía más sostenible, que luche contra el cambio climático y como reza el propio Reglamento “eficiente en el uso de los recursos y circular…fundamental para garantizar la competitividad a largo plazo de la economía de la Unión”.

 

David Devesa Rodríguez.

Socio fundador-CEO de Devesa & Calvo Abogados.

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]